El bloque de motor es una de las partes que componen la totalidad del motor diésel. Éste se compone de los siguiente:

Cigüeñal: se trata de un conjunto de manivelas que transforman el movimiento recto en uno circular.

Pistones: son las partes que se mueven de arriba abajo para transmitir energía del combustible al cigüeñal.

Bomba de aceite: conduce el aceite que lubrica las camisas de los cilindros y los pistones, ayudando a reducir el ruido durante su operación y facilitando también la refrigeración.

Biela: pieza de aluminio, acero o titanio que se conecta al cigüeñal y pistón y mueve otras partes del motor gracias a que genera tracción y compresión.

Junta de la culata: evita que el refrigerante entre en contacto con el aire del motor.

Carter: es la caja en la que están alojadas todas las piezas.