El motor diésel tiene muchas ventajas respecto a los de gasolina. Los nuevos modelos cuentan con un mejor consumo, mayor durabilidad, mayor potencia, y mejor tecnología, que los hace mucho más eficientes y limpios. Sin embargo, su mantenimiento es distinto y puede ser un factor determinante para su durabilidad y eficiencia.

Aquí algunos consejos para su cuidado:

  • Nunca apagues el motor diésel inmediatamente después de usarlo en carretera. El aceite acumulado en la turbina se carboniza, y puede generar una avería
  • No dejes vaciar el depósito de combustible antes de re llenarlo. Las impurezas que quedan al fondo se remueven y pueden tapar inyectores o la bomba.
  • Revisa mensualmente el nivel de aceite con el motor frío y en un terreno plano. Si el nivel está bajo puede dañar el motor diésel, si está muy alto puede reventar una manguera por exceso de presión.

¿Conoces más tips para motores diésel? ¡Envíanos un correo electrónico!